Clip Literario


El Valle del Asombro
Amy Tan (2013)

China, otra vez. Mi última reseña fue sobre La Ciudad Prohibida y ahora espero que tengan paciencia para leer acerca de otra novela histórica situada en la cultura milenaria. Pero esta vez es distinto. La autora Amy Tan ha realizado un magnífico trabajo con este libro que tardó 8 años en escribir.
El relato nos lleva a comienzos del siglo XX en un ambiente distinto a la tradición occidental, lo que implica utilizar la imaginación a medida que nos conectamos con el relato. Esta es la historia de Violeta, una mujer con un conflictivo origen no tan solo en lo étnico, sino sobretodo,  en los eventos que debieron ocurrir al inicio de su juventud y que no sucedieron, llevándola a una cadena de situaciones, lugares, personas y acciones que en varios capítulos pueden dejar al lector impaciente por descubrir como los hechos continuarán en las páginas siguientes o con una sensación de empatía total hacia la protagonista.

A medida que conocí a Violeta, me llamó la atención su capacidad para afrontar los escenarios que se le iban presentando. El concepto “Cortesana” no tiene el mismo matiz en nuestra cultura, por lo tanto, al saber que está enfrentada a ese destino sin haberlo buscado me hizo pensar que la protagonista podría haber creído que era el fin de su vida en la forma en que lo había imaginado. De alguna forma lo fué, pero esta novela nos muestra que el ser humano, al parecer, siempre tiene esa oportunidad de ser feliz, aunque puede durar un tiempo finito o puede ser constante, dependiendo de si somos capaces de darnos cuenta de lo que estamos viviendo.
Es difícil comentar sin dar muchos detalles de la trama, pero quiero invitar a que se acerquen a esta obra, por ello, solo diré que el suspenso de lo que va ocurriendo y la forma en que Violeta lo enfrenta es destacable.
Escogeré dos ideas que llamaron profundamente mi atención:


  1. Confiar es parte de lo que nos hace humanos y se puede transformar en un jardín protector o en el peor enemigo: Lulú confió en Fairweather; Violeta confió en Perpetuo. Flora confió en Lulú; Lealtad confió en Violeta ¿Qué habrá ocurrido entre ellos? ¿Cuáles habrán sido las consecuencias de estos pactos? Deberán recorrer 672 páginas para averiguarlo. Solo quiero enfatizar que la confianza es tan necesaria para cada uno de nosotros y así poder vivir en comunidad, con lazos de respeto y amor. No puedo dejar de mencionar lo obvio: si la confianza se utiliza de manera fraudulenta, los efectos pueden ser devastadores.
  2. Parece que las mujeres tenemos facilidad o está en nuestra naturaleza la posibilidad de tomar distintas caras, según sea la situación que enfrentamos: Lulú pasó de niña americana mimada a administradora de una casa de cortesanas, Violeta se transformó de hija arrogante a madre y amiga incondicional, Calabaza Mágica pudo ser cortesana y madre sustituta y Flora tuvo que pasar de ser una hija cariñosa y cercana a una adolescente y mujer rebelde y desapegada ¿Qué es lo fundamental? la capacidad casi guerrera de comportarnos según la situación para seguir adelante.

En términos de estilo literario, me pareció muy fresco el poder encontrar distintos narradores y que cada uno de ellos estuviese tan posicionado, que no se extraña como lector el relato principal de Violeta, mientras conocemos las visiones de Calabaza Mágica, Lulú, las cartas de Lu Shing y Perpetuo o la triste história de Pomelo.
Los datos históricos son relevantes, pero no inundan la novela con un peso difícil de llevar. Los capítulos sobre la Enfermedad Azul y La  Montaña Celeste son especialmente tristes. Si quieren conocer la preparación de una cortesana, presten atención a la descripción de Calabaza Mágica en el capítulo El Pabellón de la Tranquilidad. Y si les interesa la inocencia y complicidad del amor, los invito a conmoverse con la nobleza de Edward.
No me gusta que el título el Valle del Asombro porque tiene relación con el pintor Lu Shing. Este personaje me pareció cobarde y mediocre, creo que la novela solo debería llamarse “Violeta”. Este es un comentario que no resta nada a esta interesante obra que puede ser un real viaje al Shangai antiguo. Para finalizar, los dejo con la cita de Whitman que Edward le regaló a Violeta:

Nadie, ni yo ni nadie, puede andar este camino por ti.
Habrás de recorrerlo tú solo.
No está lejos; lo tienes a tu alcance.
Tal vez estás en él desde que naciste, sin saberlo.
Tal vez está en todas partes: en el mar y en la tierra

El Valle del Asombro los espera.


Jane







La Ciudad Prohibida: Una Novela Histórica

¿Por qué leer una novela situada en China? Aunque mi seudónimo es anglosajón,  soy latina  y específicamente Chilena. Mi país, como ya lo hemos escuchado, también se conoce como “el último lugar del mundo”. No es parte de mi estructura mental colectiva inmediata estar en contacto constante y abierto con otras culturas, si no es por los medios de comunicación. No quiero ser taxativa y aseverar que ser chilena es sinónimo de etnocentrica, pero me atrevería a decir que en algunos círculos de la sociedad existen aquellos que viven someramente, solo preocupados de lo que ocurre en el día a día  que les rodea y los que aspiran a pertenecer a otras culturas porque consideran que la identidad nacional no existe o que es “pobre” y, por lo tanto, admiran a la cultura estadounidense o europea. Desde esta perspectiva, las noticias, películas, relatos o novelas del oriente son un tanto ajenos a lo que generalmente conocemos. En mi formación intelectual he tenido la oportunidad de conocer bastante de las ya mencionadas culturas norteamericana y europea, entonces, me llama la atención lo que ocurre o ha acontecido en otros lugares del mundo como en Asia o el Medio Oriente. Cuando vi una copia de La Ciudad Prohibida en manos de una tía, no dudé en pedírselo para enganchar en un viaje mental y ficticio a China.
Sé que podemos leer un libro desde el foco de los personajes o de la historia o de los temas que el autor pretende evocar. En este caso, como en la mayoría, no comencé a leer desde una arista particular, solo quise que la novela me envolviera y me llevase a nuevos mundos.

Cuando Anchee Min introduce al personaje de Orquídea en el primer capítulo, me sentí inmediatamente desafiada a poner mucha atención a los hechos que se detallaban para proyectar una imagen de sus primeros años de vida. Esto era solo el principio ya que todo el relato exige que el lector vaya encajando las piezas de información histórica para comprender las formas de actuar de los personajes.

Jane, la lectora latina, tuvo algunas dificultades para recibir los efectos sensoriales que deseó transmitir la escritora. Si les interesa leer La Ciudad Prohibida, compartiré algunos aspectos que chocaron con mi, tal vez, reducido bagaje cultural. A modo de “Guía para Sobrevivir la Lectura de La Ciudad Prohibida”, recomiendo poner atención en los siguientes puntos
  • ·      Nombres de las dinastías
  • ·      Castas sociales
  • ·      Nombres de lugares y de los palacios que componen La Ciudad Prohibida
  • ·      El Budismo
  • ·      El rol de los Eunucos
  • ·      Situación geopolítica del siglo XIX en China
  • ·      Etapas de la ceremonia de la muerte


Por otra parte, lo que más disfruté fue la excelente descripción, a través de la imaginería visual, de las vestimentas imperiales y de los lugares y salones en los que se encontraban. Es interesante conocer las dificultades de las damas que han tenido poder en sociedades dominadas por los hombres. Esto es lo que más me gustó de la intención comunicativa de la escritora Min porque es un ejemplo más de la fortaleza de una mujer para manejar su destino y la fuerza que el género femenino parece tener para tomar decisiones fundamentales en la adversidad.
Cuando pienso en Orquídea, la última Emperatriz China, recuerdo la riqueza de otros personajes femeninos que he conocido en la literatura popular: Amira en Las Vírgenes del Paraíso (Bárbara Wood), Aliena en Los Pilares de la Tierra (Ken Follet) y Sayuri en Memorias de una Geisha (Arthur Golden). Todas han sido mujeres que no se han dejado doblegar y que, por el contrario, han mostrado como nos podemos empoderar y mover las piezas del juego a nuestro favor siempre y cuando estemos dispuestas a enfrentar los momentos difícil con coraje y valentía.
La Ciudad Prohibida en una buena oportunidad para ampliar las perspectivas de cómo en un mismo momento las interacciones humanas, como por ejemplo el amor, la familia, la crianza de hijos, el ejercicio del poder y la lucha por sobrevivir,  se viven de forma distinta entre las culturas y sus tradiciones.
Para finalizar con una entrega personal, quisiera señalar que al cerrar mis ojos e invocar este viaje literario de la mano de Anchee Min llegan a mi mente los brillantes colores de las túnicas imperiales, la soledad y constante suspicacia de Orquídea y la  sumisión de la mayoría de los personajes que habitaban los palacios. Con estos elementos tan potentes, hubiese querido construir una realidad cautivante, pero no es lo que encontré en esta novela.

Ficha
Titulo: La Ciudad Prohibida
Autora: Anchee Min
Traducción: Teresa Camprodón
Editorial: Grijalbo
Segunda Edición: Marzo de 2005
Nº de páginas: 413









Dejo con ustedes la crítica realizada por una profesora de nuestro colegio, bajo el seudónimo de Jane, del libro Alma Salvaje. Éste libro fue adquirido por nuestra biblioteca como resultado de las sugerencias realizadas por los alumnos, profesores y profesoras en The George Sutherland Memorial Library. 
El club de lectura para profesores y profesoras tiene como objetivo el análisis crítico y valorización de una obra literaria. Así como también, exponer a través del arte lingüístico las diferentes interpretaciones y/o sensaciones que el lector pueda tener ante una obra. 


Los invito a leer y colaborar con nuevas críticas literarias!! 


Alma Salvaje o Camino Salvaje 


Acabo de terminar de leer Alma Salvaje (Wild, titulo original en inglés) de Cheryl Strayed. Cuando vi el tráiler de la película hace unos meses, inmediatamente pensé en Into the Wild en versión femenina. Mi experiencia con Into the Wild es desde la historia en las noticias, la película y la excelente banda sonora. Prontamente me embarcaré en el libro de Jon Krakauer. En lo sucesivo, intentaré que el orden sea: libro -(banda sonora)-película, en mis aventuras literarias.
De una manera  u otra, creo que todos llevamos la inquietud de una experiencia en la que podamos conectarnos con nosotros mismos. Somos seres humanos porque podemos reflexionar sobre lo que nos pasa a través de un metalenguaje o de la interacción con otros. Mis expectativas de Alma Salvaje eran muy altas. Esperaba,
  • Conocer los motivos que llevaron a Cheryl a planificar y vivir la aventura de recorrer largos kilómetros en la naturaleza con menos de lo necesario y sin compañía constante.
  • Empatizar o detestar su relato del recorrido del Sendero y como un ser humano que vuelve a su estado de mamífero logra sobrevivir.
  • Acompañar a la protagonista en las obvias dificultades de un viaje de estas características.
  • Imaginar soluciones a los conflictos que se presentaran.
  • Sentir sus momentos de angustia y felicidad.
  • Experimentar la plenitud de lograr una meta que ha sido difícil y autoimpuesta.


Sin embargo, debo decir que Alma Salvaje queda en deuda. Hay dos aspectos en los que logré conocer los temores de Cheryl: la necesidad de comida y el duelo por la muerte de su madre. Podemos ver que como especie nos hemos desarrollado a niveles muy abstractos en los que hacemos uso de la capacidad intelectual con que estamos dotados, pero en situaciones extremas nos vemos reducidos a los primeros niveles de Maslow: necesidades fisiológicas y de protección. Tal vez este sea uno de los motivos por los que la sociedad está en crisis: estamos extremadamente preocupados por tener éxito y competir que damos por hecho que tenemos alimentación y protección aseguradas. La comodidad de la vida actual nos permite dirigirnos a cualquier supermercado y escoger, rápidamente, productos que además de saciar el hambre, entreguen placer y tomen poco tiempo y esfuerzo en su preparación. 
Cheryl, a través del recorrido del Sendero, comparte con el lector sus ansias por disfrutar de ciertos alimentos y de algo tan básico como el agua. A lo largo del relato, la protagonista recuerda constantemente a su madre y lo difícil que ha sido superar su muerte. Este fue un punto atractivo para mí porque nos muestra su dolor, pero sin idealizar a su progenitora, con todas las debilidades y  también la fuerza que mostró en su vida.
Me hubiese gustado conocer más de las sensaciones de Cheryl y su transformación en los momentos de incertidumbre que tuvo que pasar y de qué forma sus sentidos se conectaron con la naturaleza (o tal vez esto no ocurrió). En este punto es donde no encuentro lo que  sí transmite Chris en Into the Wild, su pasión por trascender a lo que nos impone la sociedad y el atreverse a vivir en un medio ambiente que no ha sido alterado por la posmodernidad, pero no desde el sufrimiento de lo que nos faltaría al estar allí, como  le ocurre a Cheryl que valora lo que no tiene de su vida anterior: comida, calefacción, cama, baño, ropa limpia, gente, sino que desde el gozo de la liberación de las ataduras que impone la vida en sociedad: horarios, convenciones, ritos, reglas, formas de comer y vestir, entre otros.
Dentro de lo que me pareció bien logrado, se encuentra la vivida descripción, a través de la imaginería táctil, del dolor de sus pies, la laceración de la piel y la pérdida de sus uñas por el esfuerzo 
de caminar al recorrer el Sendero del Macizo del Pacífico. Se equivocó en el porte de sus botas. Como la recepción de un libro se encuentra determinada por el contexto de recepción del lector, creo que sentí este aspecto como cercano porque perdí una uña la primera vez que corrí 21 kilómetros, sin ser una deportista de experiencia. Me conecté con Cheryl en lo que significa recorrer una larga distancia solo con tu cuerpo porque he tomado ese desafío a través de la media maratón y cuando he estado en esa situación no queda más que hacer uso del poder de la mente y la perseverancia para llegar a la meta, ya sea a través de una estrategia  mental, bebidas isotónicas o una correcta zapatilla!


Finalmente quiero recomendar Alma Salvaje como una oportunidad para pensar si es posible alejarse del statu quo para crecer y ver la vida de una manera distinta. También creo que es una oportunidad para ver que es posible confiar, tanto en sí mismos, en las circunstancias y en los demás porque de muchas cosas negativas que le podrían haber pasado y todas las posibilidades de que la planificación del recorrido hubiese salido mal, esto no logra desalentar a la protagonista en luchar hasta el final. Distinto a lo que le ocurre a Christopher en Into the Wild. Veré ahora si la película me lleva la gráfica del viaje que he construido en mi mente.


Crítica de libro Alma Salvaje realizado por profesora bajo el seudónimo de Jane. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario